Compartir:

Uno de los principales motores del desarrollo económico y social de Costa Rica ha sido por mucho tiempo el cultivo y la producción de la caña de azúcar. Esta se puede encontrar a lo largo del país por más de 60 mil hectáreas, las cuales han sido sembradas y labradas para producir más de 400.000 toneladas métricas de azúcar. 

No obstante, además del azúcar que utilizamos a diario para endulzar nuestras comidas, la caña ofrece muchísimo más. Su aporte lo podemos ver en temas ambientales, el empleo que genera a nivel de productores y la cadena de valor, además de los aportes y contribuciones sociales.

Amigable con el medio ambiente

La caña de azúcar es una planta sumamente eficiente en absorber dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera gracias a su mecanismo fotosintético tipo C4, el cual le permite fijar carbono a tasas muy superiores a las que lo hace un bosque. Gracias a la mejora genética de las variedades de caña y a la tecnificación del cultivo que se ha implementado en los últimos 50 años, los tonelajes producidos en campo han aumentado de forma significativa y con esto, ha aumentado la cantidad de carbono fijado en la biomasa. Se calcula que actualmente el cultivo puede fijar hasta 379 kg de carbono por hectárea de cultivo adicionales, respecto a los años 70. Esto, multiplicado por las 62.000 ha que actualmente se siembran, significa que anualmente se fija no menos de 24.000 t de carbono más, respecto a esos años. Adicionalmente, si consideramos que al menos el 50% del área de siembra se realiza implementando prácticas de cultivo que permiten aumentar los niveles de carbono en el suelo (principal sumidero natural de este elemento) y, que a partir del bagazo de la caña molida se obtiene la energía renovable que requiere el proceso de extracción de sacarosa y de producción de azúcar, se puede señalar con total propiedad, que el cultivo de la caña de azúcar es una actividad altamente compatible con el ambiente y con un alto potencial para reducir la presencia de gases con efecto invernadero (GEI), causantes del Calentamiento Global, una de las principales amenazas para nuestra sobrevivencia.

Literatura de apoyo.

Ballestero, J.; Chaves, M. 2009. Contribución del Sector Cañero a la mitigación del Cambio Climático. Disponible en línea: http://www.infoagro.go.cr/Documents/Contribucion_Sector_Cannero_a_la_Mitigacion_del_Cambio_Climatico.pdf

Cadena de valor que produce más de 58.000 empleos

Se dice que la cadena de valor comprende la producción primaria y zafra, la elaboración industrial, el refinado y derivados del azúcar; ya sea blanco o crudo. Por ende, trae consigo cientos de empleos directos fijos, temporales, proveedores nacionales, proveedores internacionales, contratistas y beneficiados de la producción del azúcar indirectamente.

La fuerza del sector cañero que continua de generación en generación

Es importante destacar a los cañeros y el aporte social, histórico y cultural que han construido en el sector agrícola del país. Familias enteras se dedican día a día a plantar, cosechar y cuidar la caña de azúcar utilizada para dar ese clásico y dulce sabor sobre nuestras mesas. Muchas de estas hectáreas dedicadas a la producción han sido heredadas de generación en generación convirtiéndolo en un legado familiar.

Conozcamos cañeros dedicados al sector agrícola del país

En este caso tenemos el testimonio de Cristina Jiménez, productora cañera de San Carlos, que en este bello homenaje nos cuenta su historia.

 

Cuanto más conocemos de la caña de azúcar, más podremos apreciar y disfrutarla con moderación, teniendo presente que es 100% natural y 100% costarricense. Apreciemos ese dulce sabor que nos ha acompañado desde décadas atrás y sigue marcando nuestra cultura; desde las cañas que nacen en una hectárea hasta la dulce cocina de una hermosa familia.