Compartir:

Andá a tu cocina y revisá cuántos productos son locales y cuántos son internacionales. ¿Notaste una gran diferencia? Vivimos en un mundo completamente globalizado que nos ha abierto las puertas al comercio internacional y nos ha dado la oportunidad de probar productos provenientes de muchos rincones del mundo. Sin embargo, ¿te has puesto a pensar qué pasa con los productos hechos en nuestro país?

En este blog, vas a conocer el valor de comprar productos nacionales. Es importante recalcar que el consumir productos del exterior no es algo malo. Pero cuando comprás local, hay más valor para vos y el país en general al apoyar el comercio nacional ya que ayuda a cosechar progreso, sostenibilidad, empleos, y más. 

Como consumidores tenemos mucho más poder del que pensás. Aquí te explicamos como:

Primero, aprendé cómo impacta tu salud. Al comprar productos hechos en tierra tica, la calidad de los nutrientes es mucho mayor a aquellos importados ya que no es necesario manipularlos para mantener su frescura. ¡Entonces, al consumir productos nacionales, cosechás salud!

Por otro lado, salís beneficiad@ de manera económica ya que al comprar productos locales, no hay ninguna dependencia sobre el tipo de cambio frente a otras monedas ni impuestos adicionales. Por ende, incurrís un gasto menor al de comprar productos de importación. Adicionalmente, entre más personas compran productos locales, vas a ver un mayor incentivo por productos ticos de alta calidad, más oferta y consecuentemente, precios más accesibles para todos.

En conexión a lo mencionado anteriormente, al consumir más productos locales, se generan más empleos al crear nuevas oportunidades para productores a entrar en la industria y empezar sus propios emprendimientos. Como efecto directo de esto, estas personas tendrán una mayor posibilidad de sacar adelante a sus familias. Además, está demostrado que la plata invertida en productos locales impacta la economía local de manera mucho más directa que la que se usa para comprar productos traídos del extranjero. ¡Apoyando a estos productores locales, cosechás más oportunidades!

Los productos de importación causan efectos ambientales negativos ya que al tener que transportar estos del extranjero, se genera una gran cantidad de gases de efecto invernadero por la distancia que se debe recorrer para llevar los productos a su destino. Además de que crean un gasto de energía sumamente alto. Así que al consumir productos locales, todo este proceso, se acorta muchísimo. ¡Se reducen las emisiones de gases, se ahorra energía y ayudás a cosechar un mundo más ecológico!

Si buscás llevar una vida más sostenible, una gran forma de lograrlo es a través de la adquisición de productos locales. Como te hemos explicado en este blog, al comprar estos, ayudás a generar una cadena de valor inmensa y profunda. Todos salimos beneficiados. ¡Así que te invitamos a unirte a esta causa y ayudar a cosechar una vida más sostenible para todos, un producto a la vez!