Compartir:

La hormiga loca se ha convertido actualmente en un serio problema fitosanitario y de potencial afectación a la salud pública del país. Esa condición se reporta en muchos países del continente americano desde hace más de cuarenta años, en la mayoría de los casos la batalla para su control no ha sido fácil y las medidas sanitarias apenas logran mantener poblaciones reguladas, motivo por el cual la convivencia con esa hormiga ha prevalecido. 

Su presencia no ha sido catalogada y calificada con el estatus de plaga, sino de un insecto que ha convivido junto con las especies nativas (invasora), aunque ocasionalmente requiere aplicar algunas estrategias de manejo como el monitoreo de poblaciones y acciones de control por medio de cebos tóxicos.

Biología de la hormiga loca

Generalmente lo que se va a observar en campo son las obreras, las cuales son pequeñas hormigas color café que miden entre 2,4 a 2,7 mm (Figura 1). No forman hormigueros en forma de cono, ni tienen un patrón de desplazamiento por medio hileras o caminos. Las colonias consisten en un gran número de hormigas con más de una reina, por lo que su control se dificulta y su desplazamiento y traslado a otras zonas por medio de vectores se favorece. 

Monitoreo

  • El monitoreo consiste en colocar sobre la superficie del suelo, cajas de aproximadamente 12 cm de diámetro y 5 cm de alto con 8 perforaciones de 1 cm de diámetro en la tapa. 
  • Se coloca dentro de la caja una rodaja de salchicha de pavo de 2 mm de grosor como atrayente. 
  • Se colocan a una razón de 10 trampas por hectárea. 
  • El monitoreo se hace de 6am – 10am. 
  • Luego de 60 minutos se recogen y cuando el promedio de las 10 trampas supera las 100 hormigas por trampa se debe aplicar el cebo o se encuentra en un nivel crítico. 

¿Cómo prepararlo?

  1. Colocar el bagacillo en un recipiente según la cantidad a preparar. 
  2. Adicionar la harina de pescado y mezclar con el bagacillo procurando que quede lo más homogéneo posible. 
  3. A la cantidad de agua se le agrega la dosis del insecticida se mezcla y se homogeniza con el bagacillo y la harina. 
  4. Dosis por hectárea 15 kg. 
  5. Hacer las mezclas siempre con el equipo de protección adecuado. 

Formas de aplicación

Problemática en caña de azúcar y café

Desde el punto de vista fitosanitario, el mayor problema es la relación de la hormiga loca con el desarrollo de otras plagas de insectos chupadores como escamas y áfidos en las hojas, y cochinillas y escamas del tallo, lo cual se debe a la relación mutualista mediante la cual la hormiga les ofrece protección a cambio del alimento en forma de ligamaza que le proveen. 

Medidas de prevención para evitar el trasiego y colonización de nuevas áreas

  • Uso de semilla libre de cochinillas y hormiga loca. 
  • Siembra con plántulas de almácigo libres de hormiga loca, tanto para uso agrícola como doméstico. 
  • Evitar el trasiego de material vegetal en zonas de alta infestación de hormiga. 
  • La aplicación de cebos en verano en áreas con cierta humedad (cerca de fuentes de agua) aunque no se llegue al nivel crítico es una medida que evita el incremento de poblaciones de hormiga. 

Contáctenos

Para más información comuníquese con: 

DIECA: 2494-1129

COOPEVICTORIA: 2105-9400

jsalazar@laica.co.cr

ecadet@laica.co.cr

rocampo@laica.co.cr